CUANDO se habla de los horrores de Sevilla (esos proyectos de infinita duración), pensamos en el edificio de la Gavidia y el antiguo mercado de la Puerta de la Carne. Pero también hay otro horror en Los Remedios. El edificio de Tabacalera, propiedad de Altadis, cerró sus puertas el 28 de diciembre de 2007. Como si le pesara la inocentada, desde entonces se ha hablado mucho y no se ha visto nada. Tres alcaldes han buscado una solución, sin éxito hasta el momento. En julio del año pasado, Juan Espadas anunció que el proyecto estaba desbloqueado tras un acuerdo con Altadis. Sin embargo, no pasa a la fase de realidad.

EN el salón alto de El Rinconcillo se reunió una selecta representación de periodistas sevillanos para asistir a la puesta en escena del 350 aniversario. Y también para grabar unas palabritas en los videos que Paco Robles y Lola Chaves están elaborando sobre esta celebración histórica. Ya ha informado Diego J. Geniz, en este Diario, sobre los principales detalles. Cuando se habla de un 350 aniversario, se piensa en una procesión extraordinaria, que en este caso no saldrá, claro, aunque El Rinconcillo está a la vera de Santa Catalina, de donde salen los Caballos, y son los vecinos del bacalao con tomate. En el 300 aniversario tampoco hubo salida, pero sí un pregoncillo de don Antonio Rodríguez Buzón, que era buen parroquiano y versificó a su modo.

LA consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha dicho que las obras del Metro de Sevilla, en la línea 3, empezarán en 2022 y serán licitadas en 2021. ¡Ay, Marifrán! Otra consejera, Rosa Aguilar, ya hizo profecías en su momento y le salieron fatal. ¡Ay, Marifrán, te la has jugado! Porque las profecías de Nostradamus las carga el diablo, y a finales de 2022 se supone que habrá elecciones autonómicas. No se sabe quién será el candidato o candidata del PSOE, eso también hay que decirlo. Pero no es lo mismo si hay campaña de Juanma con tuneladora y zafarrancho, o estamos como ahora. Asimismo hay que decir que por primera vez desde la década pasada (o sea, desde las profecías de Rosa Aguilar), la gente cree en las obras del Metro. Hay fe, esperanza y caridad. Eso puede haber animado a Marifrán, que se ha lanzado sin paracaídas.

POR fin el consejero de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha demostrado sus dotes de entrenador. Fue seleccionador nacional de baloncesto y dirigió a los equipos de Unicaja de Málaga y Caja San Fernando de Sevilla, con lo cual se aprecia que tuvo buen trato en las alturas. Pero hasta ahora no se le había notado. Así que ha aprendido del PSOE, aunque él esté puesto ahí por Ciudadanos; y cuando los otros extendían la cortina de humo del pin parental para hacer lo que más les gusta (que es asustar a la gente, diciendo que viene el lobo de Vox, mientras han metido a la Caperucita Roja de Podemos en la Moncloa), pues él ha hecho lo mismo: otra cortina, que además se la apoya el socialista Juan Espadas, alcalde de Sevilla. Y así ha propuesto que el estadio de La Cartuja opte a acoger las finales de la Copa del Rey de fútbol en 2020, 2021, 2022 y 2023.

RAJOY ha vuelto a Sevilla, una ciudad donde el PP le permanece fiel. A estas alturas, Mariano se ha convertido en un Adolfo Suárez gallego y barbudo, que va evocando por las principales ciudades el centrismo perdido. Si bien no lo hace políticamente hablando, sino presentando el libro de sus memorias, que se llama Una España mejor (el título ya sugiere que vamos a peor), y en el que intenta hacerse justicia, ya que nadie se la hace. Escribir bien de Rajoy suena muy raro, porque había una campaña orquestada para cargárselo. Su gira no es como las de Javier Sierra o Santiago Posteguillo. Rajoy no es un novelista histórico, sino que lo presentó Juanma Moreno, al que se ve como un discípulo amado.