YA no hay televisión municipal en Sevilla, pero como si la hubiera. Fue el anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido, quien cerró Giralda TV, que alcanzó sus días de gloria con el alcalde Monteseirín. A Zoido le pareció un derroche, se la cargó, y poco tiempo después se quedó sin ocho concejales de los 20 que tenía. Un alcalde sin televisión pierde mucho poderío. Zoido se ha tomado la revancha como ministro televisivo. Será por eso que a Espadas le ha dado por llenar Sevilla de cámaras de televisión. Dice que son para el tráfico, pero no se le escapará un detalle. ¿Y las que grabarán la Semana Santa? Menudo desperdicio, tener todo lo que pasa y que no lo veamos.

UNA vez que ha terminado el Pregón de José Ignacio del Rey, ¿qué pasa? Pues que todo el mundo se dedica a hablar del tiempo. Esta es la semana de la meteorología. Capillitas y no capillitas rivalizan a ver quién sabe más. Todos se sienten como discípulos de José Antonio Maldonado y están pronosticando lo que ocurrirá hasta el Domingo de Resurrección. La Aemet, aparte del intento fallido de los 50 euros por informar a las cofradías, tiene una web en la que informa a una semana vista. Y la consultamos todos, pero algunos creen que sólo la han descubierto ellos. Y así van informando a los demás. Esta semana no se hablará de otra cosa.

EL Pregón de la Semana Santa volvió a marcar los tiempos inexorables. La realidad estuvo muy presente este año. “¿A quién buscáis?”. Esa pregunta con la que arrancó el pregonero, José Ignacio del Rey Tirado, adquiere unos matices especiales en estos momentos. ¿A quién buscamos por las calles de Sevilla en esos días iluminados de la Semana Santa? Cuando el cielo se asoma a la ciudad (¿o es al revés?) nadie tiene derecho a convertirla en  una sucursal del infierno. La recuperación de la Semana Santa auténtica no es sólo un derecho, sino también un deber. Y esa necesidad estuvo muy presente en el Pregón de ayer.

PERO como tú ninguno, se le podría decir en plan Rodríguez Buzón. El Hotel Alfonso XIII ha cumplido esta semana 90 años y se dispone a superar el siglo. Fue inaugurado un martes y 13, al igual que ha coincidido el calendario del cumpleaños. Desafió las supersticiones que consideran de mal agüero el 13 en los hoteles. Por el contrario, ha sido la referencia del lujo en Sevilla. Se ha destacado que por allí pasaron clientes ilustres, entre ellos casi toda la Familia Real. Doña María de las Mercedes, Condesa de Barcelona, se alojaba cuando no estaba de moda inmagurar hoteles de cinco estrellas en Sevilla. Ahora ha sido la Infanta Elena (a la que se calificó como la nieta más cariñosa con Doña María), la que ha venido al cumpleaños.

LA pelea por el sillón de la Alcaldía irá a más y a mejor, tras confirmarse la alternativa de Beltrán Pérez como candidato del PP. Ya escribí el lunes pasado que “será nombrado como un candidato quijotesco, a pelear contra los molinos del viento adverso”. En esa pelea podríamos decir que Espadas (jugando con su apellido) porta la espada de San Clemente, mientras que los otros van con una llave de gobierno y un tirachinas. A día de hoy, Espadas es el favorito indiscutible, incluso para sus rivales, que prometen pelea para dar la sorpresa. Pero no se cuestiona el favoritismo.