LA visita del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, fue significativa. Tuvo el buen detalle de empezar sus contactos con los ayuntamientos andaluces por el de la capital, cuyo regidor es del PSOE. Más allá del protocolo y de las declaraciones de mutua lealtad institucional, el encuentro sirvió para dejar claro que el acuerdo del Metro será difícil de conseguir. El PSOE, el PP y Ciudadanos hacen protestación de fe en el Metro, pero son incapaces de concretar un acuerdo que lo ponga en marcha. Y se debe cerrar ese acuerdo ya, sin esperar a las elecciones municipales y generales.

SEVILLA se ha convertido en el centro de la actualidad. Los premios Goya en Sevilla. La Copa del Rey en Sevilla. No obstante, vivimos unos tiempos materialistas, en los que todo se mide por el impacto económico. En las estimaciones oficiales, se ha valorado el impacto de los Goya en torno a cinco millones de euros para la ciudad. Llegados al alcance de los eventos, se debe añadir que todo lo que venga para Fibes es bueno, y va sumando; así sea la gran gala de los Goya, el Simof de la moda flamenca o la Sevilla Tattoo Convention de los tatuajes. Pero se debe recordar, en relación con el impacto, que será muy superior el de la final de la Copa del Rey en el Benito Villamarín.

ENTRE la Junta y Sevilla se ha establecido una relación de amor y de odio, que ahora será sometida a una nueva prueba. Con el cambio en la Junta, todo lo que parecía sólido se puede discutir, y al revés también. Pues la Junta se asociaba, indisolublemente, al PSOE. Mientras que Sevilla nunca se ha entendido a estos efectos como su gobierno municipal, que ha rotado entre PSOE, PA y PP a lo largo de los años. Por el contrario, Sevilla es mucho más; es también su sociedad civil, sus fuerzas vivas, sus grupitos de presión, incluso esos que no se ven pero se sienten en el ambiente. Así que ahora vamos a ver lo que pasa.

DESDE tiempo inmemorial, Sevilla es tierra de grandes pintores. Por eso, se canta que tiene un color especial y el cartel de la Semana Santa sale gratis. Por eso, no hay ningún problema a la hora de cambiar de pintor. Y así hemos pasado de estar locos por Murillo (al que le han dedicado un año, que en realidad dura dos años y medio)  a poner toda la ciudad a la mayor gloria de Goya. Es verdad que Francisco de Goya y Lucientes no fue sevillano, sino que nació en Fuendetodos (Zaragoza), y se le puede considerar el pintor de todos, y de todo el siglo XIX. Es de lo más completo: pintó a la Maja desnuda y vestida, dejó pinturas murales en la basílica del Pilar y una amplia producción religiosa, pero también escenas paganas, aquelarres, hechizos, caprichos y cosas raras. Pintó todo lo pintable.

DIGAN lo que digan sus admiradores, Pedro Sánchez y su Gobierno miran mucho más hacia Cataluña que hacia Andalucía. No sólo en los presupuestos del Estado, sino en casi todo. Partimos de la evidencia de que Sevilla y Andalucía han sido muy importantes para el PSOE, desde Felipe González en adelante. Aquí tenían un granero de votos y aquí han controlado la Junta desde las primeras elecciones. Por eso, que el primer AVE de España circulara entre Madrid y Sevilla se consideró como un  privilegio. Sevilla acogía la Expo 92, pero en Barcelona organizaban unos Juegos Olímpicos. Hoy sería inconcebible algo así. Y a las pruebas me remito: el nuevo AVE de bajo coste de Renfe se implantará en la línea de Madrid a Barcelona. Faltaría más.