A Cádiz vienen muchos turistas, hasta en noviembre, y la mayoría de los que acuden por vez primera se van sorprendidos. La ciudad es más bonita de lo que esperaban. ¿Y qué esperaban? Eso demuestra que la ciudad está mal promocionada, a pesar de Fitur y de los tangos de Carnaval. A los gaditanos, por supuesto, nos parece que Cádiz es preciosísima, sobre todo si la comparamos con otras ciudades de cuyo nombre no quiero acordarme, por no señalar. Pero, entre tanta belleza, ¿no hay nada feo en esta ciudad de películas? O dicho de otro modo, ¿cuál es el barrio más feo de Cádiz? La respuesta es sencilla: lo más feo es la Zona Franca, que resulta espantosa. Fíjense si es fea que allí ponen todos los tanatorios.

EL PP ha sido el primer partido en presentar a su candidato municipal en Cádiz, Juancho Ortiz, en un acto celebrado en el Hotel Atlántico.“A quien madruga, Dios le ayuda”, dice el refrán. Falta le va a hacer la ayuda, desde luego. Otro refrán dice: “El que da primero da dos veces”. Juancho ya ha dado fe de vida, y se ha postulado como el referente del PP en Cádiz para lo que pueda pasar desde ahora hasta mayo de 2019. Eso era lo principal. El PP se ha dado prisas, mientras su rival del centroderecha, Ciudadanos, todavía no ha proclamado al candidato, aunque se preesupone que será Juanma Pérez Dorao. Pero la mejor aportación del llamado Nuevo Pepé gaditano ha sido el corazón partío.

INÉS Arrimadas triunfó en la entrega del II Premio Federico Joly. En el gaditano Hotel Atlántico demostró los méritos que la han llevado a convertirse en una política de nivel nacional en pocos años. No es sólo una chica mona, como creen algunos y algunas. Tras la defenestración de Rajoy, los líderes son Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pablo Casado. Es decir, señores que aparte de sus másteres y tesis, también servirían de modelos para promocionar los trajes de Emidio Tucci en los 8 Días de Oro. Sin embargo, para ser un buen político, se necesita capacidad de persuasión. Es lo que aporta, en grande dosis, Inés Arrimadas.

ALGUNOS ilusos se han creído que el peaje de la autopista entre Sevilla y Cádiz terminará en 2019. Puede que así sea, pero a cambio inventarán otro. Los anticapitalistas se creen muy listos, pero los capitalistas tampoco son tontos. Para que te compren algo hay que saber venderlo. Algunos son capaces de vender hasta humo. Y esto no sólo vale para los capitalistas, sino también para Pablo Iglesias. En el caso que nos ocupa van a vender el peaje inteligente. La idea es de Seopan, la patronal que preside Julián Núñez, en la que están integradas las grandes constructoras y concesionarias, entre ellas ACS, el grupo presidido por Florentino Pérez.

DECÍAMOS ayer que los Tosantos gaditanos de toda la vida se están perdiendo, como tantas cosas que cantaba la comparsa de Martínez Ares. No del todo totalmente, porque en la tarde de ayer organizaron  el concurso en los mercados de la Plaza (Central) y Varela (Virgen del Rosario), a los que acuden algunos niñitos y niñitas con disfraces de monstruos. Pero, viendo el programa de festejos de Halloween que han montado este año, se nota que Cádiz celebra todas las fiestas. Ahí se lució Paco Alba. ¿Hay quién dice que Cádiz no tiene fiestas? No, ni ná. Con el programa de Halloween 2018 se nota que el Ayuntamiento intenta siempre agradar y se apunta a las veladas del terror. ¿Más aún?