EN el Auditorio de la Merced, de Sanlúcar de Barrameda, celebraron ayer el Día Mundial del Turismo, con un acto organizado por la Diputación, en el que premiaron a Josefa Díaz Delgado, empresaria del hotel Las Cortes de Cádiz; al restaurante El Campero, de Barbate, considerado el templo culinario del atún; y al Circuito Hípico del Sol, de Vejer. Un acto que llegaba cuando todavía oímos lamentos por el barquinazo de la tour operadora  Thomas Cook, que hizo sonar las alarmas en la Arcadia turística. Y ello a pesar de que todavía el turismo extranjero tiene relativo peso en la provincia de Cádiz. En los principales destinos costeros, como Chiclana y Conil, aporta una moderada incidencia, pero en los hoteles alrededor del 80% de los clientes son españoles.

EN Cádiz hay demasiado derrotismo y demasiada envidia, por lo que a algunos les cuesta asumir la realidad. Un buen ejemplo es lo que ha pasado con el cuarto aniversario del puente de la Constitución de 1812. En cualquier ciudad estarían orgullosos de tener una infraestructura así, y de que por fin esté terminada, tras dos décadas de gestiones y trabajos. Sin embargo, ahí lo tienen: lo que ha quedado de este cumpleaños feliz es una polémica en Twitter entre José Blas Fernández, el alcalde Kichi y David Navarro, en la que se han liado en plan patio de vecinos. Y, además, aún predomina la teoría de que el puente no está acabado (lo que no es cierto) y que no ha solucionado nada (lo que es rotundamente falso).

ES justo y necesario felicitar a nuestro alcalde Kichi. Por fin el Ayuntamiento acoge una exposición de notable interés. No significa que las demás que organizan sean de andar por casa con los cuadros del salón, aunque algunas sí; pero en Cádiz se debe exigir más ambición y atravesar ciertas líneas (rojas, por supuesto) que marcan la diferencia entre lo cotidiano y lo que alcanza un rango cultural superior. La exposición Arte y mito. Los dioses del Prado, que se ha inaugurado en la Casa de Iberoamérica, incluye obras de primeros espadas de la pintura, como Zurbarán, Ribera y Rubens. Unas obras que vienen del Museo del Prado, de Madrid, con el patrocinio de la obra social de La Caixa.

LAS viviendas turísticas se deben regular en Cádiz con coherencia. Es uno de esos asuntos en los que deberían pactar todos los partidos locales para fijar una postura en común, que sea beneficiosa para la ciudad. Las viviendas con fines turísticos (VFT), como se las llama ahora, parten de una contradicción de origen. Las viviendas deben ser para que residan en ellas sus propietarios, o bien para que las alquilen a otras personas que necesitan un piso en la ciudad. Los turistas pueden encontrar acomodo en hoteles, hostales y pensiones. También en apartamentos con fines turísticos, que están legalmente contemplados y regulados. Pero eso no es lo mismo que destinar un piso particular a la competencia con los hoteles.

LA Junta de Andalucía ha concedido permiso a la empresa Sabores de Paterna para que vuelva a comercializar sus productos. Desde el minuto 1 de dar positivo en el control de la listeria se notó que este caso no era como el de Magrudis, que ha ocasionado casi todos los enfermos. Por el contrario, no se ha podido acreditar, que se sepa, ningún ingreso originado por comer los productos de la firma de Paterna. El caso del joven madrileño de Móstoles que se analizó (fue asistido en el hospital Puerta del Mar, tras comer un bocata de carne mechada en Conil) salió negativo. A raíz de aquello se publicó que un lote de carne mechada había dado positivo en listeria, pero nadie se intoxicó. Y tampoco afectaba a los demás productos, aunque quedaron inmovilizados por prevención. Entre ellos los chicharrones y el lomo en manteca, que eran inocentes.