POR vez primera en la historia reciente, los dos Cádiz, el de Teófila Martínez y el de Kichi, se han puesto de acuerdo en algo. Me refiero al Plan de Usos para el Puerto, que permitirá disponer de 335.000 metros cuadrados para integrarlos en la ciudad. A eso se le ha dado un nombre adecuado: suelos de oportunidad. Algo que se conseguirá (no lo olvidemos) gracias a la nueva terminal de contenedores, que aporta un amplio espacio ganado al mar para uso portuario, colindante con el astillero de Navantia en Cádiz, a la vez que liberará los terrenos del muelle Reina Sofía. Más allá de los tecnicismos, Cádiz se va a encontrar con una oportunidad.

EN Cádiz tenemos las tres C (Carnaval, Cofradías y Cádiz CF) con sus partidarios y detractores, que por lo común suelen ser los mismos. Tanto para bien como para mal. Sin embargo, aunque tu primo Pepe puede cantar en un coro o una comparsa, salir de penitente o cargador, y formar parte de una peña de fondo sur o ser abonado de tribuna, hay una cuestión interesante a valorar: son tres mundos paralelos. Cada uno va por su lado. Cuando se mezclan, surgen problemas. Y no lo digo por la polémica con una chirigota, que recuerda demasiado a ‘Los tontos de capirotes’, de Javier Osuna, que salió en 1986 (han pasado 34 años de eso, fue el año del cajonazo a ‘Los cubatas’), sino porque hasta el alcalde Kichi se ha metido en otra bulla: el Sporting de Gijón-Cádiz será televisado el viernes 21, mientras se celebra la final del Falla.

CUANDO se habla de las islas Gadeiras no entendemos que ese espíritu sigue vivo en la Bahía. El área metropolitana de Cádiz es una sucesión de islas que se restan capacidad entre sí. Perjudica para diversas cuestiones, como la llegada del AVE, que es imposible. Sobre este asunto vengo escribiendo desde principios del siglo XXI. En un foro le pregunté a Manuel Chaves, entonces presidente de la Junta de Andalucía, en qué estaciones de la provincia pararía el supuesto AVE, y si serían capaces de suprimirlo en San Fernando y El Puerto. La respuesta fue que no lo sabían todavía. Ni lo sabremos nunca. Cádiz no puede tener AVE. Es políticamente incorrecto y técnicamente inviable.

SE veía venir. En Chiclana tenían que hacer algo para contrarrestar que Alejandro Sanz cantará en Cádiz el 11 y el 12 de julio, y que había sido presentado como el no va más musical del verano gaditano. Así que en el Concert Music Festival de Sancti Petri han contratado a Julio Iglesias para el 14 de agosto. Julio en agosto, para demostrar quién manda en el veraneo musical de esta provincia. Hay que decir, siendo justos, que los programas musicales son para todas las edades, incluidos los puretones o carrozas. Puesto que Julio Iglesias y Alejandro Sanz tienen fans de amplio espectro, y podrán ir los chavalitos y las chavalitas con sus bisabuelos y bisabuelas. En la programación del verano se echa en falta a Raphael. Hubiera sido de escándalo.

YA he escrito en otras ocasiones que el tranvía de la Bahía de Cádiz está gafado. A las pruebas me remito. Ayer, en San Fernando, un vehículo chocó contra una unidad de tranvía de las que están cubriendo pruebas. Sucedió en una glorieta, la de Felipe V, tras la parada de la calle Santo Entierro. Y eso también da que pensar, por el nombre. Todavía no ha entrado en funcionamiento y ya ha sufrido un accidente. Menos mal que no sucedió nada grave, ningún lesionado que lamentar, y que sólo tiene daños de chapa y pintura. Si se cargan un tranvía reluciente antes de empezar a circular, ya tendrían otro motivo más para retrasarlo.